Las chimeneas de bioetanol son una forma muy versátil de conseguir el atractivo aspecto de las llamas reales, así como una gran solución de calefacción que puede utilizarse tanto en el interior como en el exterior. Las chimeneas de bioetanol pueden colocarse prácticamente en cualquier lugar, ya que no necesitan chimeneas y no dejan hollín ni cenizas. Esto significa que son un maravilloso elemento decorativo que puedes incorporar a cualquier diseño de habitación que te guste.

Si quiere construir un fuego de etanol de forma autónoma, por ejemplo como una chimenea tradicional, o como un elemento de calefacción moderno, como una chimenea de estantería o de mesa de café, tendrá que comprar un quemador de bioetanol de la longitud y el tamaño que se adapte a su diseño. Con esto, sólo tiene que seguir las directrices de su quemador concreto a la hora de construir la base en la que quiere colocar su fuego de bioetanol. En realidad, puede ser un proyecto de bricolaje casero muy fácil construir algunos de los estilos más sencillos de chimeneas, y también puede considerar la posibilidad de convertir una vieja chimenea en un fuego de bioetanol de manera similar. Hay muchas ideas de proyectos de chimeneas de bioetanol que puede encontrar en Internet para inspirarse, pero hable con un instalador profesional si necesita más ayuda.